Objetivo: Ser Bombero de la Comunidad de Madrid

Lo más fácil era rendirse… Y lo hice

Después de 7 años renuncié a mi sueño. Lo de bombero no era para mi. Nunca pasaría de 10 dominadas. Nunca podría correr tan rápido. Nunca podría subir la cuerda…

Veía como el tiempo se me escurría de las manos, y de un joven soñador de 25 años, pasé a ser un menos joven cansado de 32.

La gente evolucionaba a mi alrededor, se casaban, tenían hijos, se compraban una casa… Pero yo no quería eso, quería ser bombero, costase lo que costase. Y aunque tuviera que compaginarlo con un trabajo mal pagado y con una vida muy austera que hizo que me perdiera cosas importante que ocurrían a mi alrededor… Quería ser bombero.

Pero en toda esa vorágine, todo se difuminó y dejé de saber lo que quería, incluso dejé de saber quien era. Y me adapté a una vida tranquila, cómoda y gris.

Y como dije en un post de hace unos meses  un día me planté y decidí retomar mi sueño a los 34 años, y dejar todo para ser bombero.

Y aquí estoy, con las ideas mucho más claras, menos gordo, menos cansado e incluso menos viejo. Tengo la energía de mil “yos” jóvenes de 25 años.

He tomado mi decisión y no me arrepiento para nada. Y dentro de esta decisión he tomado otra si cabe más importante:

Voy a opositar para ser bombero de la Comunidad de Madrid

Necesito un objetivo claro y no ir picando de mil oposiciones. Sé que no va a ser fácil y que hay mucha “competencia” pero también sé que lo voy a conseguir.

Por eso, si has llegado aquí y no tienes claro que quieres hacer con tu vida, piensa que dentro de cien años vamos a estar todos muertos, por lo que lo lógico es que en la única puta vida que tenemos, hagamos lo que nos haga felices, cueste lo que cueste.

Este es el primer día de mi camino.

¡Seguimos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *